¿Conoces el margen de ganancia de tu negocio?

Emprendedores
margen de ganancia

Todo negocio necesita saber cuánto gana con la venta diaria, es decir: cuál es su margen de ganancia.

Solo así sabrás qué precios ofrecer y mientras más alto sea, mayor cantidad podrás solicitar en un préstamo para negocios.

  • Esto es el margen de ganancia

El margen de ganancia se trata del beneficio que obtienes por tu negocio. Por ejemplo, si tienes un taller mecánico, tu margen es la diferencia entre el dinero que ganas de los clientes y lo que te cuesta cada servicio.

Como veremos a continuación, hay dos formas de calcularlo. Una es la más sencilla, aunque inexacta: el margen de ganancia bruto

Una segunda forma es más complicada, pero te permite saber cuál es el coste a partir del cual empiezas a ganar dinero.

  • Margen de ganancia bruto

Es la diferencia entre el precio de venta y el de compra. Por ejemplo, si quieres saber el margen de ganancia bruto de vender productos, lo que haces es, a la cantidad de dinero que te pagan por cada producto le restas lo que pagaste por comprarlo.

Si cada libreta la compras por diez pesos y la vendes por veinte, tu margen de ganancia bruto es de diez pesos.

  • Margen de ganancia neto

Para saber cuál es tu margen de ganancia neto tienes que restar, además, otros costes fijos que tengas. Como el transporte, la electricidad, los impuestos… Todo aquello imprescindible para que puedas, siguiendo el ejemplo, comprando y vendiendo libretas.

  • ¿Cómo establecer un margen de ganancia?

Lo primero es saber cuáles son los costes fijos y establecer el margen por encima. Vamos a revisarlo con un ejemplo muy sencillo: lapiceras.

Si quieres ganar trescientos pesos al día y te dedicas a vender lapiceras que te cuestan (incluyendo todo y la transportación) quince pesos cada una, y las vendes a veinte, tu margen de ganancia neto por libreta es de cinco pesos.

Para saber cuántas tienes que vender para llegar a los trescientos pesos, divide ese número entre la ganancia de cada lapicera: sesenta.

Si vendes fácilmente esa cantidad de lapiceras, puedes plantearte aumentar tu margen de beneficio. Si en vez de ser de cinco pesos, fuese de diez, las lapiceras estarían a la venta a veinticinco pesos y, vendiendo la misma cantidad ganarías el doble: seiscientos pesos. Y al unirte con más emprendedores, podrías superar esta cantidad.

En cambio, si no estás despachando los cuadernos que esperabas, reduce tu margen (siempre manteniendo algún beneficio) y así venderás más

Siempre podrás continuar creciendo si sabes cuál es tu margen de ganancia y mientras más factures podrás obtener un préstamo para negocio.